sábado, 22 de septiembre de 2007

Terremoto Perú Noticia 136

AUN SE NECESITA AYUDA PARA CHINCHA

Me llamo Zoila Vanessa tengo 29 años y soy de Chincha. escribo para pedir ayuda para los damnificados del terremoto ya no llega la ayuda aca en chincha eso solo ha sido tres semanas despues del terremoto y de ahi ya no.

Hasta el momento hay muchas personas que aun siguen durmiendo en la interperie solo se cubren con esteras y esta haciendo un frio terrible y no tienen que comer ni con que abrigarse. ya han fallecido muchas personas a causa del frio.

Aca en chincha hay un distrito llamado PUEBLO NUEVO que es uno de los distritos que ha sido mas afectados dentro de ellos esta el asentamiento humanos keiko sofia ahi las casas en su totalidad se han destruido y las personas vivian de pequeños negocios como tiendas y con eso subsistian pero lo han perdido todo y no tienen que comer ni saben que hacer porque no tienen ni hogar, ahi hay 200 personas que estan empadronadas y que estan dispuesto a poner un comedor popular para dar desayuno y almuerzo pero no tienen la ayuda necesaria como para poder hacer este comedor al igual que hay persona que estan muy enfermas ahi, y no hay medicos que los vean.

Si algunas personas de buen corazon quieran seguir ayudando enviando donaciones de alimentos , ropas de invierno, zapatos y medicinas( cremas para los hongos, alergia, jarabes para los bronquios y pastillas para el dolor de huesos y la inflamacion ahí aun hay personas que tienen heridas y que hasta el momento no les han visto un medico.

Si hay personas que puedan venir a chincha trayendo donaciones yo les ofresco hospedaje en mi casa y llevarles a keiko sofia para que vean el panorama tan desolador que se vive aqui y la situación dificil que estan viviendo en la extrema pobreza.

Cualquier tipo de ayuda porfavor escribanme a mi correo zoilavanessa@hotmail.com o llamenme al 0051569304070

Informa Zoila Vanessa

Terremoto Perú Noticia 135

Piden Ayuda urgente para el Caserio Quilloay




Hola somos de Ica del Caserio Quilloay Distrito de Sanjuan Bautista , tras el terrible terremoto que sufrimos aqui en Perú el 15 de agosto de este año nos hemos visto muy afectados , nuestro lugar de vivir se a tornado en una capa gris ya que esto nos a afectado mucho .

No quedan viviendas en pie, no tenemos luz, y dormimos en la interperie , cada noche es mas larga y fría, hay muchos ancianos y niños que no tienen que comer asi que porfavor le pedimos ayuda , es ya casi un mes que sufrimos esta catastrofe y la ayuda que hemos recibido ha sido muy escasa.. ya se han registrado muertes de bebes recien nacido que han muerto de pulmonia o de los bronquios,este pequeño caserío ha sido olvidado pero cada día tenemos una esperanza de recibir alguna ayuda aunquesea pequeña pero la necesitamos , es muy dolorosa ver todo esto.. porfavor le pedimos su ayuda , no se olviden de este pequeño caserío, nosotros sabemos que ustedes no lo haran.

De ante mano muchas gracias.
Cualquier ayuda porfavor comunicarse con la presidenta del comedor
SAN JOSÉ de QUILLOAY - ICA
Marisol Pineda Salas al número 403207.

Le estaremos muy agradecidos por ayudarnos.

Informa Yenny Fabiola Hernàndez Torres yenny_41@hotmail.com

jueves, 13 de septiembre de 2007

Terremoto Perú Noticia 134

Descontento en Chincha y solicitud de ayuda

Soy de chincha y la verdad que la ayuda que se esta recibiendo lamentablemente no la esta recibiendo la gente que de verdad la necesita.

Hay muchas personas que estan durmiendo en las calles con ñiños, madres gestantes y ancianos que dan de verdad mucha pena por lo que estan pasando.

Quisiera pedir ayuda para que lo que se envia sea para las que de verdad lo necesitan. Por favor ayudennos.

Tambien a limpiar nuestras calles el polvo nos afecta sobre todo a los niños por las enfermedades respiratorias no se que es lo q estan haciendo nuestras autoridades necesitamos ayuda urgente si alguien lee esto necesitamos ayuda.

Informa usuario Anónimo en el blog

Terremoto Perú Noticia 133

Ofrece Ayuda desde Lima

Desde Lima... mi saludo afectuoso para todos.

Estoy en contacto con gente que trabaja directamente con los afectados.

¿Qué necesitan?

¿Qué puedo hacer para ayudar a ayudar?

Mariella elmejordestino@yahoo.com

miércoles, 12 de septiembre de 2007

Terremoto Peru 132

El hotel Villa Magna de Madrid donará sus muebles a damnificados

El hotel Villa Magna de Madrid, ubicado en el Paseo de la Castellana, de Madrid, va a realizar una reforma íntegra de sus instalaciones, que durará hasta finales del 2008, por lo que donó hoy a varias ONGs todo su mobiliario y otros objetos de menaje y equipos electrónicos.
La Fundación Valora, especializada en la distribución de excedentes donados y en verificar su redistribución a los destinatarios finales, repartirá los cientos de camas, cabeceros, sillas, mesas, lámparas, platos, ropa de cama, toallas, albornoces y televisores del hotel, inaugurado en 1972. Las instituciones sociales que se beneficiarán de la iniciativa son, entre otras, las ONG Save the Children, Carita Feliz y Remar.
Esta última será la encargada de entregar la mitad del material donado a los damnificados por el terremoto del pasado agosto en Perú en el menor plazo posible, según informó hoy a Efe Gorka Bergareche, director general adjunto del hotel.

Terremoto Perú Noticia 131

Amigos de una empresa ayudan a un trabajador

ESTIMADOS AMIGOS Y COMPAÑEROS DE TRABAJO.

HEMOS PASADOS MOMENTOS MUY DIFICILES HACE CASI UN MES CON EL TERREMOTO DEL PASADO 15 DE AGOSTO, GRACIAS A DIOS ESTAMOS VIVOS Y CON SALUD LA MAYORIA DE TODOS NOSOTROS A DIFERECIA DE NUESTROS AMIGOS QUE PERDIERON A ALGUNOS FAMILIARES CERCANOS; PERO NOS ESTAMOS LEVANTANDO POCO A POCO Y CON MUCHO ESFUERZO; SIN EMBARGO PARA ALGUNAS PERSONAS QUE LO HACEN ES MUY DIFICIL, RECORDARAN UDS.

AL EX TRABAJADRO DANFER FAJARDO GONZALES EL JOVEN QUE VIVE POR SANTA RITA, BUENO PARA SU CONOCIMIENTO EL DIA DEL TERREMOTO LA MAYOR DE SUS HIJAS (12 AÑOS) SUFRIO UN ACCIDENTE CON SU PRIMITA DE LA MISMA EDAD, FUERON APLASTADAS POR LA PARED DE ADOBE, LA PRIMITA FALLECIO AL MOMENTO, EN CAMBIO ELLA QUEDO MUY ACCIDENTADA EN LA CARA Y LA CABEZA, ELLA YA HA SIDO INTERVENIDA 5 VECES EN LA CUIDAD DE LIMA EN DONDE ESTA ACOMPAÑADA SOLO CON SU PADRE; YA ESTA FUERA DE PELIGRO, PERO SU CASA QUEDO DERRUMBADA TOTALMENTE.

EN CHINCHA SE ENCUENTRA SU ESPOSA CON LA MENOR DE SUS NIÑAS 6 AÑOS, DURMIENDO A LA INTERPERIE; A LA NIÑA AFECTADA YA LE VAN A DAR DE ALTA EN ESTOS DIAS, PERO ELLA NECESITA DESCANSAR EN UN LUGAR DONDE NO TENGA CONTACTO CON LA TIERRA, UN LUGAR QUE ESTE LIMPIO Y QUE LE PROTEJA DEL VIENTO PARA LA RECUPERACION DE SU HERIDAS, PERO NO CUENTA CON ELLO; EL DIA DE AYER EN CANAL 23 ESTABAN SOLICITNADO UNA CARPA, ELLOS HASTA EL MOMENTO NO HAN RECIBIDO AYUDA ALGUNA DEL GOBIERNO, NI DE LA MUNICIPALIDAD, SOLO DE LA PARROQUIA DE FATIMA QUE LE ESTAN AYUDANDO CON LA OLLA COMUN PARA TODOS LOS VECINOS DE SANTA RITA.

UN GRUPO DE AMIGOS DE LA EMPRESA QUEREMOS AYUDARLO CON ESTA CARPA PARA QUE LA NIÑA SE RECUPERE, PARA QUE VUELVA A SONREIR Y SIGA TENIENDO FE EN NOSOTROS EN LAS PERSONAS QUE A PESAR DE NUESTRAS CARENCIAS Y DOLENCIAS TAMBIEN PENSAMOS EN EL PROJIMO EN DONDE MUCHAS VECES SUS NECESITADES SON MAYORES A LAS NUESTRAS.

SI QUIERES APOYAR O AYUDAR RENVIAME ESTE CORREO CON TU GRANITO DE ARENA Y AVISA A LAS PERSONAS QUE CONOSCAN A DANFER Y PUEDAN AYUDAR, ES TOTALMETE VOLUNTARIO.

SALUDOS Jorge A. Pasache jpasache@texsur.com


Informa Juan Huasasquiche M.

lunes, 10 de septiembre de 2007

Terremoto Perú Noticia 130

Relato de los primeros días del terremoto en Pisco - Perú por Miguel Huamaní




Primer día:

18:40 horas del día 15 de agosto del 2007, las zonas centro y sur del Perú soportaron 8.2 grados de intensidad telúrica. Tres minutos que cambiaron la vida de pueblos enteros. Gran parte de las zonas del Perú habían soportado un intenso movimiento.

La mitad del Perú se paralizó y generó un pánico generalizado. En Lima la mayor parte de los ciudadanos estaban saliendo de sus quehaceres, cuando de pronto una vibración tan intensa que muchos vidrios del centro de la capital se rompieron, y hasta los muros de las casonas antiguas de la Plaza de Armas se fracturaron. Una amplia luz iluminó el cielo de Lima como si un gran fuego apocalíptico se hiciera presente de pronto. Fue duro sin duda, pero lo peor se había hecho presente en otro escenario al sur de Lima.

Los sistemas de comunicación habían caído, el sentimiento de no saber como están los seres queridos agravó el pánico. Hubo dos horas de completa incomunicación. Las radios daban cuenta de un duro golpe al sur de Lima, pero sin precisar su intensidad.

Eran aproximadamente las 20 horas, y el presidente de la república hace un llamado a la calma, pero también es víctima de la desinformación reinante del momento.

A las 20 horas, junto a un grupo de colegas salimos rumbo a Pisco. Las primeras noticias luego de terremoto daban cuenta que el epicentro sucedió en la histórica ciudad de Pisco, al sur de Lima. Nunca imaginamos la magnitud de aquella desgracia.

Segundo día:

Fueron largas horas en vehículo. Luego del puente que da acceso a Ica, el terremoto había fracturado literalmente la carretera, y una interminable fila de buses interprovinciales buscaban ir o salir de la zona del desastre. Los viajeros desesperados por las réplicas continuas formaban barricadas para impedir el paso de vehículos que intentaban usar los carriles contrarios. Sin embargo la ayuda humanitaria no podía esperar más.

Despejábamos las vías apelando a la última reserva moral y humana que aflora en algunos en situaciones trágicas, mientras en otros ya no pensaban en nada, solo en sí mismos. En una tragedia de tal magnitud, nadie puede ser juez de sus semejantes.

El avance era lento, mientras dejábamos pueblos que al vernos con un Hospital móvil corrían desesperados pidiendo ayuda.

La entrada de Pisco se asemeja a un gran óvalo que no sufrió alteración alguna, pero al avanzar a la centro de la ciudad, los primeros rostros de la tragedia perdidos entre lágrimas jamás notaron nuestra llegada.

Ensimismados en su dolor, algunos preguntaban… ¿vienen de Lima?, y en vez de responder con un gran "sí", quedamos callados… tan solo nuestras miradas recorrían las calles sepultadas en adobes, fachadas regadas entre las veredas, techos sobre techos incrustados en el centro de su habitad, postes inclinados, cables enredados unos a otros entre aceras contiguas, y humano dolor era el común de las miradas.

En la plaza de armas de Pisco, muy de mañana se convirtió en el escenario del dolor, las personas caminaban en círculos, los heridos entre las bancas esperando pronta ayuda, los bomberos y policías locales que también estaban de damnificados, iniciaban sus primeros esquemas organizados de ayuda.

Nos instalamos raudamente, sin embargo más rápido llegaron los heridos apoyados en sus familiares, fuertes fracturas que desdibujan sus siluetas, quemaduras de primer grado, intensos dolores, sabe dios el porqué. En aquel hospital móvil los heridos gritaban de dolor, y no había donde evacuarlos, el hospital de pisco estaba colapsado. El aeropuerto era la única manera rápida y segura de traslado a Lima.

De la Iglesia San Clemente, frente a la plaza de armas, solo quedaron sus fachadas exteriores y las dos cúpulas tubulares. Todo el techo del templo estaba colapsado, debajo de ello, más de cien personas que participaban de una misa. El Padre de la Iglesia da cuenta que no hubo tiempo para más, solo cubrirse. Los feligreses optaron por salir por la puerta principal en un solo acto, pero el terremoto no respeto ni a los fieles. En la puerta se observa el rostro de un señor casi a punto de salir, pero los escombros sobre él se lo impidieron.

Los caminantes en la Plaza de armas, de apoco encontraban a sus conocidos luego la tragedia, se abrazaban y con voces entrecortadas se decían uno al otro: "murieron mis hermanos", "mi madre", "mi padre", "mis hijos", "mi esposa", … toda una familia podía caber en aquellas frases acompañadas de dolor intenso. Luego un silencio cubierto de abrazos.

La plaza de armas, no solo refugiaba damnificados, también era escenario de lo más trágico del terremoto. Apilados en grupos decenas y decenas de personas fallecidas, sin distinción de edades, sexos o etnias.

La oscura polvadera cubría los cuerpos de madres o padres junto a sus hijos, ancianos, jóvenes y adultos, todos lesionados duramente con rabia, hasta desdibujar sus siluetas. Lo duro de la muerte, es que conserva la expresión última de nuestros rostros, y en los que se fueron se apreciaba mucho dolor.

Alrededor de los cuerpos apilados llegaban personas para reconocer a sus familiares desaparecidos. Una señora camina temerosa entre los cuerpos, con lágrimas en el rostro, esperando no encontrar a los suyos, se detiene, y en su rostro se percibe un segundo intenso distinto al mío, como si de pronto un gran puñal atravesara su cuerpo y la tumba. Las lágrimas ceden al espanto, la respiración se agita y se corta. Segundo después se escucha un grito.

Una Abuelita quechua hablante, también busca a sus hijas, su mirada pausada intenta no conmoverse con aquella señora, pero sus ojitos se llena de lágrimas. Ella sigue buscando, le toca ver uno a uno aquellos cuerpos, mientras une fuertemente sus labios intentando darse fuerza.

Dos niños recostados de uno y dos años acompañan a su madre como esperando su turno para lactar, pero están quietos, y solo se ven en sus ojitos, los surcos húmedos de sus últimas lágrimas. Los niños lloraron, pero la sordera de la muerte les impidió ser escuchados.

De pronto, se escucha un fuerte rumor de olas, y una muchedumbre de gente huyendo empieza a gritar… ¡se sale el mar!, !se sale el mar!.

Los pasos galopantes de una muchedumbre golpeada empezó a sonar fuerte, tan fuerte que asemejaba a oleajes cercanos de las playas, la psicosis colectiva atrapó a todos sin excepción, algunos lloraron, otros corrieron, y otros pocos se quedaron quietos resignados a la muerte. Yo solo atiné a coger un megáfono, sin confirmar ni negar, pedía alma y salir ordenadamente de la plaza, igual si el mar tenía que hacer su trabajo, no se olvidaría de nadie. El recuerdo de mi madre acompañaba esos segundos.

Al minuto siguiente, aun sin confirmar, quedó el susto, y entre los que quedábamos intentábamos decirnos que era una falsa alarma, pues las tragedias ocurren tan rápido que uno ni se entera. Pero el miedo latía en cada mirada.

Los heridos apilados en el hospital de la solidaridad, estaban rezando, pidiendo a dios no más tragedia… fueron escuchados, pues los ánimos se calmaron, o algún estado psicológico similar a ello.

Los movimientos inesperados, pero continuos de las réplicas recordaban que albergamos en nuestra naturaleza humana mucho temor, pero también fortalezas.

Establecido en aquella plaza, y dispuestos a quedarnos días, buscamos al Alcalde provincial de Pisco, jefe de defensa civil, el cual por versiones de algunos, afirmaron que había perdido a sus familiares en el desastre, y estaba destruido psicológicamente. Jamás lo encontré en los primeros seis días de la tragedia.

Las radios locales hablaban de que se avecinaba un maretazo, mientras las flotas de bomberos ya se incrementaban ordenadamente en la Plaza de Armas. La población cundía en pánico; tanto por lo sucedido, tanto por que lo peor aún estaba por venir.

Al vernos con el Megáfono en mano, se nos acercó la Ministra de Mujer, con muestras humanas de desconcierto, pidiéndonos informar a toda la población sobre la falsa alarma del maretazo y del primer punto de concentración para damnificados fuera de Pisco, la Plaza de Armas del distrito de Villa Túpac. Las primeras horas del segundo día existía un solo megáfono y cuatro pilas para comunicarnos con toda esa población.

Prestos a cumplir con el encargo, nos dirigimos hacia las calles con dirección al mar. Paso a paso, la dimensión de la tragedia se hacía aun mayor. Cuadras y calles enteras destruidas, algunas familias fuera de sus casas desesperadas clamando ayuda, otras llorando esperando una noticia que desconfirme el maretazo.

La desesperación estaba en todos los rostros. Muchos huían a las afueras de Pisco, como si fuera un gran éxodo. Otras personas, apiladas en las esquinas, expresaban sus cóleras reclamando que no abandonarían sus casas por temor a perder sus pertenencias ante el pillaje de los inconscientes; y un número menor decidió quedarse con sus familiares discapacitados.

Caminar las primeras horas de la mañana en aquellas calles destruidas, solitarias escuchando lamentos lejanos de alguien bajo escombros y no saber de donde proviene, es cruel y deja en el alma una sensación de culpa, difícil de olvidar.
Una puerta montada entre los escombros de lo que fue una casa, yacía semiabierta, y entre su ranura una mano que intentó librarse del adobe. Ni pulso, ni calor se sentía en su mano, solo dolor.

Una calle apilada de muros y fachadas enredadas por cables de electricidad, hablaban de lo duro que fue el terremoto en aquellas viviendas. Un perro aullando triste dentro de esas casas, sin columnas, ya sin techos. Y debajo de sus patas, las piernas pequeñas de un niño cubierto de escombros.

En una esquina, una ancianita cabizbaja, sentada en las veredas, solo miraba el altavoz, sin escucharlo, ensimismada de lo duro del recuerdo.

Algunas personas agrupadas fuera de sus casas preguntaban con lágrimas en los ojos, que "pasará ahora con nosotros, el tsunami nos matará de una vez por todas". Otras se acercaban, casi esperando algún mensaje que mitigue su desgracia. Mirar a sus ojos, y decirles que no habrá tsunami provocaba llantos de calma, de poder llorar ya solamente por los que han partido.

Una persona escucho el quejido de alguien entre unos desmontes, solo dos personas contra esos muros a punto de colapsar, aplastando aquel señor atrapado entre escombros. Uno a uno llegaban otras personas para ayudar, y como aquel poema de Cesar Vallejo, la solidaridad fue más fuerte que la muerte.

Al pasar por otra calle, un señor de edad me mira y con voz seca dice: … "al fondo está una chica, aun respira, no la puedo sacar", … apresurado camino por sobre los escombros, esperando socorrerla, pero los muros colapsados junto a un hotel vecino habían cedido furiosamente sobre ella. Intento despejar los escombros, pero es interminable los trozos de cemento caen al retirar otro.

Salgo a buscar ayuda, y una inclinación forzada en el horizonte me impone la situela del edificio contiguo. Metro y medio de grosor albergaba sus dos primeros pisos colapsados, como si fueran bytes comprimidos, y sobre ello, la estructura maltrecha de los tres últimos pisos superiores. Era el hotel "embassy" simulando una gran caja roída apoyado en un punto de equilibrio inubicable, a punto de caer.

Llegan los Bomberos, ingresan a socorrer a la joven, pero solo informan de su deceso.

Un Ministro del Interior camina entre las calles, tras de él oficiales bien vestidos, y reporteros de prensa ávidos de noticias, pero sin palas ni rescatistas.

Detrás de esos pasos, quedaban los cadáveres expuestos entre desmontes, y uno a uno era apilado en la plaza de armas, esperando algún familiar que los reconociera.

Pasado las tres de la tarde, la sed y el hambre impulsaban a las personas a buscar alimentos, pero las tiendas estaban tan destruidas como las casas. Todo Pisco estaba desabastecido, sin agua ni alimentos. Se avecinaba una gran demanda de víveres.

En el punto de concentración para damnificados dispuesto por el gobierno central, empezaban a congregarse los damnificados del centro de Pisco. El temor por el maremoto o el colapso de sus casas ante alguna réplica fueron los argumentos suficientes para emigrar aquel alejado punto.

Mientras la tarde iba cediendo, el frío se hacía presente, las calles de Pisco estaban semidesiertas y el punto de concentración de damnificados Villa Tupac Amaru a cuatro kilómetros de distancia cobijaba a casi tres mil personas entre adultos y niños. Fue la noche más fría de afecto que he vivido.

Los damnificados salieron de sus casas sin ningún abrigo y por la prisa ante un posible maremoto literalmente huyeron, y estaban allí solos con sus ropas, el viento en el ancho pasto de la plaza y el frío rudo de la noche. Se unían en grupos concéntricos para estar más abrigados, los niños siempre al centro por el frío. Iban a dormir sin haber ingerido nada de alimentos. Con el grupo de colegas, hicimos de ese punto de concentración nuestro centro de operaciones.

Ya muy de noche, preparamos quinua caliente, y lo que calculamos duraría una semana se acabó al filo de la noche del segundo día.

Los días siguientes estuvieron plagados de desorden, de hambre y frío, mucho frío.

Estas personas aún necesitan de nuestra ayuda.

No los olvides.

Miguel Huamaní - huamani.miguel@gmail.com
Lima - Perú

domingo, 9 de septiembre de 2007

Terrremoto Perú Noticia 129

Perú: Pisco será ciudad modelo tras terremoto


La localidad de Pisco que sufrió los más duros embates del terremoto del 15 de agosto se convertirá en una ciudad modelo, aseguró el sábado el presidente del Consejo de Ministros, Jorge Del Castillo.

"Será una ciudad modelo, con nuevo sistema de agua potable y alcantarillado, con fibra óptica, con conexiones de gas natural que incluirá a los domicilios, con una nueva autopista que llegará a Ica, con nuevas plantas de procesamiento que darán trabajo, un aeropuerto moderno y un puerto con la mejor tecnología", manifestó Del Castillo.

Sin embargo, el ministro reconoció que reconstruir Pisco será "una tarea difícil y dura".

Del Castillo dijo estas palabras a la prensa y a la población que acudió a una ceremonia realizada en la Plaza de Armas de Pisco, a unos 205 kilómetros al sureste de Lima.

El último informe de Defensa Civil facilitado a la AP indicó que el terremoto dejó 519 muertos, 1.844 heridos, y 56.704 viviendas y 73 colegios destruidos, tanto en Pisco como en ciudades aledañas.

Del Castillo también agradeció el dinero y las vituallas que donaron diversos países y organizaciones, lo que en parte permitirá la reconstrucción de esta ciudad.

"Esto es lo que le espera al pueblo de Pisco y por eso el gobierno ratifica su decisión de reconstruir la ciudad, apoyada por la comunidad internacional que respondió con enorme solidaridad enviando en primer término importante ayuda para los damnificados y ahora apuesta por un nuevo Pisco", subrayó.

Julio Favre, empresario al mando de la reconstrucción del sureste del país, dijo recientemente que las construcciones se realizarán en la misma zona, donde vienen siendo derrumbadas las casas dañadas, y que se dará un bono estatal a los damnificados para que puedan construir sus nuevas viviendas.

Informa:Associated Press

viernes, 7 de septiembre de 2007

Terremoto Perú Noticia 128

(7-sept-2007) Crónica de la situación en el Perú semanas después del terremoto


Foto reciente del padre Pepe Gavilán

Informa Carta enviada por el padre Pepe Gavilán desde el Perú a Llamara de Fuego

Queridos amigos.

Nuevamente mandamos información sobre la situación en que vivimos después del terremoto del día 15 de Agosto. Acaban de regresar de la zona del sismo, la Administradora del Centro, Sra. Luisa Salvador, la responsable del área de Educación, Sra. Carmen Jara Castro, la responsable del área de Alimentación y Atención Social, Sra. Carmen León García, juntas con Lucho Julca, han viajado a Ica y Chincha acompañando la segunda entrega que se hace desde el Centro Parroquial para aliviar las necesidades de las familias damnificadas.

En esta ocasión se ha enviado 450 esteras de caña, 150 palos de eucaliptos y 70 cajas de alimentos varios con un peso de 1,300 Kgs. En total se ha cargado un total de 6 mil kilos.

Partieron de Huacho el pasado 04 de Setiembre a las 5 a.m., llegando a Ica sobre las 2 de la tarde y retornando a Huacho el mismo día 4 pernoctando en Chincha partieron para Huacho el día 5 a las 6 a.m. momento en que remeció toda la zona dos movimientos de 5.5º que alarmó nuevamente a toda la población y especialmente a nuestra representación. Todo lo enviado se ha entregado a los Sacerdotes del IEME que trabajan en Ica.

El P. José Manuel Miranda, Director de la Comisión de DD.HH. de la Diócesis de Ica es el encargado de administrar los bienes que reciben.

Han montado 90 ollas comunes con un total aproximado de 5,500 beneficiados que se alimentan de los víveres que reciben, donde podemos incluir los enviados por el Centro Parroquial que proceden de los container que últimamente han enviados los grupos, entidades y Parroquias de Sevilla y remitidos a Huacho por la Asociación Llamarada de Fuego, de Mairena del Alcor, y la ONG Nazarena para la Esperanza, de Dos Hermanas.

Han visto la realidad de la catástrofe. Ciudades derruidas, calles tapadas por los escombros, carpas y chozas de plástico como nuevas viviendas, muebles y enseres machacados e inservibles, comercios cerrados, colegios derruidos y lo que es peor, el desaliento de cientos de miles de peruanos.

Niños y mujeres pidiendo en la carretera y por las calles mendigando una limosna. Mientras tanto, el Gobierno dice que todo está controlado. Las donaciones recibidas, tanto en especies como en dinero, han sido numerosas, pero, la mitad de ellas han sido de ropas que llenan los almacenes de acopio y escasean los víveres y otros artículos como ollas y menaje de cocinas.

El P. José Manuel nos pide que no enviemos mas ropas y enviemos para la construcción de chabolas. Todos los pueblos afectados están llenos de familias que duermen en la calle por temor a un nuevo sismo.

Prácticamente duermen a la intemperie tapados con mantas y plásticos; las enfermedades pulmonares van creciendo debido a la humedad y el frío que hace y ataca, como siempre, a los mas necesitados y desvalidos: niños, ancianos y enfermos.
También piden alimentos.

Diariamente reparten miles de kilos de alimentos para atender la necesidad de las 5,500 personas inscritas en las 90 ollas comunales. Es un entrar y salir constante de arroz, pastas, leche en polvo, menestras, etc. en un local prestado a la Parroquia. Numerosos voluntarios están en esta tarea de recibir y distribuir la ayuda que se canaliza a través de la Iglesia.

Como siempre y en todos lados, existen seres desaprensivos que aprovechan estas circunstancias para lucrarse en el dolor y la necesidad de los demás. Huacho y su zona es la tierra de los tejedores de esteras: Una estera siempre ha costado entre 5 y 6 soles. Venían los mayoristas desde Lima, se compraban un camión completo y en la capital se vendían a 10 soles.


Desde el día del terremoto están comprando la estera en Huacho de 12 soles y las están vendiendo en la zona afectada entre 20 y 25 soles. Tienen comprada, los mayoristas, toda la producción de la zona y a nosotros nos cuesta convencer a los tejedores del abuso que se está cometiendo con las familias que se han quedado sin nada. La humilde estera, símbolo de pobreza, se ha convertido de la noche a la mañana en un artículo de lujo.


Se repite el de que unos pocos se adueñan de lo poco que tienen unos muchos. Lo mismo ocurre con el cemento, el fierro y todos los materiales de construcción: han subido desde el 50 al 100 por cien.

La noche del terremoto llegaron a vender la vela chica de parafina de 1 sol/unidad, cuando su valor es de 1 sol el paquete de 4 velas. El kilo de pollo cuesta en Ica, 25 soles y su valor de venta normal es de 10 soles el kilo. Un robo descarado que cierra la posibilidad de que los pobres, machacados por el terremoto, no puedan ni siquiera alimentarse.

El próximo miércoles día 12 saldrá un nuevo camión para Ica con esteras y alimentos. Vamos a apurar los alimentos que tenemos en almacén, dejando lo estrictamente necesario para cubrir la necesidad del comedor en tres meses y el resto irá para allá.

También enviaremos las esteras que hayamos podido reunir hasta entonces.

En fin. Para remediar la necesidad de nuestro pueblo necesitamos muchos alimentos y mucha plata. Nos conformaremos con remediar las necesidades de unos pocos. Gracias por vuestra ayuda. El Señor os los premiará.

Un fraternal abrazo.

Pepe. Centro Parroquial Santa Rosa de LimaCalle Puquio Cano Nº 381 - Hualmay

Fuente: http://www.mayrena.com/noticias/070907y2.htm

jueves, 6 de septiembre de 2007

Terremoto Perú Noticia 127

Tres nuevos temblores - ayer 5 septiembre- causan temor en Perú

Tres sismos, el mayor de ellos de 5,2 grados en la escala de Richter, sacudieron ayer la costa central peruana sin cobrar víctimas, aunque causaron pánico entre los pobladores por el colapso de algunas paredes.

Dos sismos sacudieron la ciudad de Pisco, arrasada en agosto por un terremoto de 7,7 grados, y cuya reconstrucción fue anunciada por el Gobierno de Perú. Y un tercero afectó a la ciudad de Lima y El Callao, sin dejar daños personales, informó el Instituto Geofísico del Perú (IGP).

El temblor de tierra, que causó alarma en la población, se sintió con una intensidad de 3 grados en la escala modificada de Mercalli en las ciudades de Pisco, Chincha, Cañete e Ica; de 2 en las de Calango, Chilca y Mala, y de 2 en Lima, según el reporte del IGP.

El primero de ellos se registró a las 05:53, lo que generó alarma en los 130 000 habitantes pisqueños, muchos de los cuales, pese a la hora, salieron rápidamente a las calles, según reportes de prensa de la zona.El epicentro fue ubicado en el océano Pacífico a 91 kilómetros al suroeste de Pisco, en la región de Ica (250 km al sur de Lima), con una profundidad de 20 km.

Tres horas después, a las 08:06, otro temblor, de 4,3 grados en la escala Richter, remeció Pisco y las ciudades vecinas generando nuevamente alarma en los pobladores. Esta vez el epicentro también se ubicó en el Pacífico, más cerca de Pisco, a 73 km al suroeste de esa golpeada ciudad.El tercer movimiento, de 3,8 grados Richter, afectó a la capital peruana y tuvo su epicentro a 3 km al sureste del puerto El Callao.

El lunes pasado dos temblores de 4,3 y 3,6 grados, sacudieron Pisco y Arequipa (1 000 km al sur de la ciudad de Lima).

La Policía y la Defensa Civil han evaluado los daños de las últimas réplicas y no han encontrado daños materiales, y tampoco ninguna víctima que lamentar.Desde el poderoso terremoto de 7,9 grados Richter, que dejó un saldo de 519 muertos, 1 366 heridos y 56.363 viviendas destruidas, se han registrado más de 3 000 réplicas, pero solo el 10% de ellas se han percibido en la costa central de ese país andino

Fuente: Lima. AFP y EFE

Terremoto Perú Noticia 126

Se ofrece voluntaria para ayudar en Pisco

Quiero ayudar como voluntaria en la reconstruccion de Pisco vivo en Alemania.

¿Donde debo dirigirme?

Estoy dispuesta a regresar a mi patria.

Soy biologa marina, artista y experta en computadoras.

Puedo enseñar en el colegio que se esta construyendo

Aminta Henrich - Henrichamintahenrich@web.de

martes, 4 de septiembre de 2007

Terremoto Perú Noticia 125

Grupo Infoayuda sigue abierto

Les paso el link a la zona de mensajes para que vean la mejor forma que puedan tener para poder seguir ayudando

http://es.groups.yahoo.com/group/infoayudaperu/messages

Terremoto Perú Noticia 124

Material escolar Solidario para niños

Talleres TUPAC continua recibiendo donaciones de todo tipo -agua, carpas, ropa y lo que buenamente dejan- haciéndolas llegar a Ica a través de distintos grupos independientes que trabajan directamente en la zona (anteriormente Altaruta4X4, últimamente Chullachaki Producciones).

Apoyando el nuevo proyecto de Asociación Artchivo: se vienen sintiendo las consecuencias en el plano psico-social en la gente. Sobre todo en los niños y adolescentes, lo cual se expresa en temores y retraimiento.Para enfrentar este problema, una manera es promover la expresión deemociones a través del arte.Para ello la Asociación Artchivo y la ONG Pro-Ica han iniciado una pequeña campaña de recolección de materiales escolares de arte los cuales serán distribuidos en los colegios rurales del sur de Ica donde estudian niños de escasos recursos. Se recibirán lápices, colores,crayolas, témperas, pasteles, plastilina, plumones, pinceles,borradores, cartulinas, y todo material que te sobre (si eres artista). Agradeceremos dejar sus donaciones a partir del martes 3 de septiembre(de 10 am a 7pm), hasta el viernes 12 de septiembre en el Espacio la Ccia/Artchivo.Dirección: Tudela y Varela 150 San Isidro (entrada por el Vivero 4Estaciones). Preguntar por Lucía Pardo.¡Gracias por tu colaboración!Asociación Artchivo http://www.artchivo.com/Tudela y Varela 150 San IsidroLima, PerúTelf: 9970-1917

Estaremos recibiendo también material de dibujo, pintura y similares para hacerlos llegar directamente a ellos (Artchivo+ONG Pro-Ica) el 12 de septiembre.

En San Isidro: (ver dirección abajo)
En Barranco: Talleres TUPACCalle 2 de mayo 253 BarrancoReferencias: - a 1 cuadra de Mochileros/ Drama,- a 2 cuadras del Parque Municipal,- esquina cuadra 2 Av. Pedro de Osma,- portón de color naranja.

Saludos,Giuseppe

PD: Si necesitan info puntual sobre "cómo o vía quién ayudar" les recomiendo escribir a: infoayudaperu@yahoogroups.com
Giuseppe De Bernardi/ TUPACt (51 1) 251 3842
http://www.tupac-ac.org.pe/